Para Padres y Maestros

 

La difusión y promoción de la transparencia, el acceso a la información pública y la protección de datos personales, entre la niñez de nuestro Estado y de todo México, ha sido una tarea permanente en la agenda de la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información del Estado de Nuevo León (CTAINL) desde el momento de su creación. Por tal motivo, con la intención de ser partícipe en la educación integral de los niños, se creó un programa institucional en el cual, se llevan a cabo acciones en las que valores como la transparencia, la honestidad, la responsabilidad y la justicia son distinguidos como fundamentales en la formación cívica de los pequeños. Entre las actividades principales del mencionado programa, destaca la creación de un teatro guiñol en el que, a través de la representación de diversas historias, se transmite la importancia de ser “niños transparentes”, así como de poner en práctica los valores resaltados por los distintos personajes.

En sus inicios, este programa contaba con una sola historia en donde de manera sencilla y divertida, se compartía con los niños el mensaje de la importancia de ser honestos. “Erase una vez la transparencia” nos abrió las puertas de un gran número de planteles educativos en la zona metropolitana de Monterrey, por lo que la Secretaría de Educación en el Estado, apoyó esta actividad dándole continuidad a nuestro proyecto.

Para responder al compromiso y la confianza depositada en nosotros por parte de la mencionada dependencia estatal, trabajamos en la creación de un personaje infantil institucional que representara los valores que defiende y promueve la CTAINL. Es así, que se ideó una figura identificada con el público infantil que englobara los valores de la transparencia. De esta forma, se diseñó una niña ataviada con sombrero y gabardina, asemejando a una detective y sosteniendo una lupa. Asimismo, en el proceso de desarrollo de la mencionada figura, fuimos invitados a participar con un taller infantil en la XX edición de la Feria Internacional del Libro Monterrey 2010 y aprovechando el marco de este importante evento en el que contamos con la participación de cientos de niños de todas las edades, se convocó a un concurso para que nuestros pequeños visitantes propusieran el nombre de nuestro recién creado personaje, resultando “Clarisa” como la propuesta ganadora.

Desde entonces, Clarisa es el ícono del programa infantil “Valores de la Transparencia”, protagonizando las diversas historias que han sido creadas para ser presentadas en el teatro guiñol.